miércoles, 19 de junio de 2013

Las televisiones públicas se desangran en el Reino de España

http://www.ccoo.es/comunes/recursos/1/1596164-Trabajadores_de_radiotelevision_de_toda_Espana_se_manifiestan_en_Madrid__Version2.jpgEl Gobierno griego ha cerrado la televisión pública esta semana. Más de 2.500 empleados serán despedidos. El anuncio ha generado una gran controversia, que incluso está haciendo tambalearse al Gobierno de coalición en el país heleno. El cierre de la televisión pública, pese a que sus índices de audiencia eran relativamente bajos en comparación con los de otros países, supone un duro golpe a uno de los pilares fundamentales de la democracia: la información pública. De hecho, Grecia es el único país europeo que en estos momentos no cuenta con una televisión pública emitiendo.  

En España, no se ha llegado todavía a medidas tan drásticas, pero las televisiones públicas, tanto a nivel estatal como autonómico, han perdido gran parte de su potencial en los últimos años. Los recortes de plantilla ya afectan a casi todas ellas, en algunos casos en porcentajes de despidos que llegan al 75% de la plantilla. A ello hay que sumarle la reducción presupuestaria que vienen sufriendo en estos años y que ha menguado los recursos de las cadenas, lo cual se traduce en menos capacidad para informar. Asimismo, la injerencia política en la gobernanza de los medios públicos es cada vez mayor.

RTVE: El presupuesto para este año de Radio Televisión Española (RTVE) es de 941 millones de euros. La caída es del 22%, si la comparamos con el presupuesto de 2011, cuando contó con 1.200 millones de euros. Por su parte, la subvención que otorga el Estado a la cadena por la prestación de su servicio público se ha reducido en cerca de 50 millones. El pasado año, ya se recortó un 38%, pasando de los 535 millones que se otorgaron en 2011, a los 331 millones de 2012, y a 292 millones en este 2013.

Desde la llegada del PP al Gobierno, se han ido sucediendo los despidos y las bajas de empleados de la cadena. Incluso el rotativo británico The Guardian y el francés Libération se hicieron eco de la “purga” de periodistas. Ana Pastor, que dirigía Los Desayunos en TVE, Juan Ramón Lucas en Radio Nacional, Javier Gallego, que dirigía en la radio el programa Carne Cruda, o la presentadora Pepa Bueno son algunos de los periodistas más emblemáticos que han desaparecido de la parrilla.

Fuentes sindicales alertan de unos planes de reducción de plantilla que podrían llegar a los 1.800 trabajadores. Empleados de la cadena expresan la inseguridad y el desconcierto que se vive en Televisión Española en cuanto a la posibilidad de un elevado número de despidos. La reestructuración que la dirección ha llevado a cabo, por ejemplo, al fusionar la redacción de la web con la de televisión, hace temer a los sindicatos que sea el preludio de futuros despidos.

RTVE es uno de los principales apoyos de la producción audiovisual española, así que los recortes presupuestarios no sólo han afectado a la radio y la televisión públicas, sino también, por ejemplo, al cine español. Según publicaba en febrero El Confidencial, los recortes presupuestarios han supuesto para el cine español una reducción de 25 millones de euros en las subvenciones.

La pluralidad de la cadena pública se vio gravemente afectada cuando, tras ganar las elecciones, el Partido Popular reformó la legislación eliminando la obligatoriedad de una mayoría de dos tercios del Congreso para elegir presidente de RTVE. Actualmente, tan sólo es necesaria una mayoría simple, con lo que, con su mayoría absoluta, el PP tiene potestad única en la elección.

TV3: La aportación del Govern a la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) ha pasado de 340 millones de euros en 2010 a 260 millones en 2012. Para este año, se prevé que la partida caiga hasta los 225 millones. En los últimos tres años, pues, el presupuesto de la televisión catalana se ha reducido en casi un 35%.

La reducción presupuestaria ya ha comenzado a concretarse en forma de despidos. Este miércoles, la CCMA hacía público el anuncio de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a un máximo de 312 trabajadores públicos de TV3 y Catalunya Ràdio. Además, se impulsa una nueva rebaja salarial de un 7,5%.

La televisión pública catalana ha cerrado ya varias de sus delegaciones territoriales, entre las cuales están la de los Pirineos, las Terres de l’Ebre y Perpiñán. Además, una treintena de colaboradores y corresponsales de Catalunya Ràdio dejaron de trabajar para la cadena pública el pasado mayo. Los periodistas freelance ya habían visto cómo en el último año se redujeron en dos ocasiones los precios que cobraban por pieza, así como el número de colaboraciones que se les pedían.

De un modo similar a lo sucedido con la reforma aplicada en RTVE, en los últimos años la pluralidad de la cadena catalana ha disminuido claramente. En marzo de 2010, el Tripartito cambió vía decreto que el presidente de la CCMA necesitase de una mayoría de dos tercios para ser elegido, pasando a que tan sólo sea necesaria una mayoría simple en una segunda vuelta. A principios de 2012, el acuerdo entre CiU y el PP redujo el número de representantes en el consejo de gobierno de la CCMA. Con esta última modificación, el consejo pasó de estar integrado por representantes de todos los grupos parlamentarios a estar compuesto únicamente por dos miembros de CiU, dos del PSC y uno del PP.

Canal 9: Radio Televisión Valenciana (RTVV) presentó un ERE el año pasado que afecta a 843 trabajadores, que se sumaron a los ya afectados por el ERE ejecutado meses antes en el ente y en Ràdio 9, superando la cifra de los 1.000 despidos, que se ejecutarán definitivamente cuando acabe el proceso de despidos este verano.

Menos de 400 personas mantendrán su puesto de trabajo. El comité de empresa denunció la “arbitrariedad” con la que se decidieron los despidos, y que se había “perseguido a los trabajadores que a lo largo de estos años se han significado en la defensa de los puestos de trabajo y la calidad de la emisión”.

Las demandas presentadas en su momento contra el proceso de ERE en RTVV podrían suponer que los tribunales anulasen el ERE. En este supuesto, según desveló el diario Las Provincias, el contrato-programa que deben firmar la Generalitat y RTVV contempla el cierre definitivo de la cadena. La presidenta del comité de empresa de la cadena, Salut Alcover, asegura que con el recorte de plantilla aplicado, Canal 9 es inviable técnicamente.

De hecho, la televisión pública valenciana actualmente sólo emite en directo los informativos. “El resto son reposiciones de programas realizados por las personas que ya han sido despedidas”, apunta Alcover. La presidenta del comité de empresa denuncia que el objetivo final de los recortes de plantilla es que “los amiguitos del alma del PP, como diría Camps, accedan al control de la privatización de la Radio y Televisión Valenciana. Para ello, lo primero es hacerla inviable, como está sucediendo”, remata.

“Radio Televisión Valenciana es una empresa que ha tenido una gestión nefasta, corrupta y empresarialmente suicida”, sentencia Alcover. En la actualidad hay cinco exdirectivos de la cadena imputados por la gestión de la empresa y el saqueo de las arcas de la televisión pública, en relación con el caso Gürtel. “En ningún momento se ha pedido a estas personas que devuelvan el dinero o que respondan de su nefasta gestión”, denuncia Alcover.

Telemadrid: Un total de 861 trabajadores (sobre una plantilla de 1.161) de la cadena pública madrileña fueron despedidos a principios de este año como consecuencia de un ERE. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid declaró improcedente el ERE en abril, y obligó a Telemadrid a readmitir a los despedidos o pagarles hasta 45 días por año trabajado.

El presidente madrileño, Ignacio González, defendió que “el ERE es correcto desde el punto de vista de las causas y de la extinción de los contratos”, y anunció que la sentencia no se traducirá en la readmisión de los empleados, sino en mayores indemnizaciones. Los trabajadores, sin embargo, no las han cobrado.

Desde la toma de posesión del último director, José Antonio Sánchez Domingo, en 2011, se dejaron de renovar contratos, por lo que la plantilla cada vez se iba adelgazando más. Exempleados de Telemadrid denuncian que “la parte grande del pastel” de los presupuestos de la cadena, los programas, fueron cedidos a productoras externas.

Sánchez Domingo declarará como imputado el próximo 15 de julio por la presunta utilización de empresas externas al ente público para la realización de tareas informativas. Se le imputan hasta cinco presuntos delitos: contra el derecho de los trabajadores, prevaricación, tráfico de influencias malversación de caudales públicos y delito societario.

Según anunció el Consejo de Administración del ente madrileño, la inversión en Telemadrid se reducirá en un 9% respecto al 2012, con un coste total de 71 millones de euros, pese a haber despedido al 75% de la plantilla.

Otras televisiones

La televisión gallega TVG podría ser la próxima a enfrentarse a un ERE. El director general de la Corporación, Alfonso Sánchez Izquierdo, no ha aclarado aún si tomará la drástica medida, pero sí ha defendido que la cadena “no es sostenible”.

También la cadena andaluza Canal Sur llevó a cabo en el 2012 un recorte del 5% del sueldo de sus trabajadores, que en el caso de los interinos llegó hasta el 10%.

La televisión vasca, EiTB, ha anunciado recortes de plantilla de entre el 15% y el 25% en las distintas cadenas.


Fuente: http://www.lamarea.com/2013/06/14/las-televisiones-publicas-se-desangran/



Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal