sábado, 29 de junio de 2013

Brasil: Piden ayuda contra la manipulación mediática

Manifestantes siguen con protestas en varios estados de Brasil. Foto: AFP/ Vanderlei Almeida/Télam/InfoGEIDías atrás levantamos un video que analiza la manipulación mediática de los medios dominantes sobre las masivas manifestaciones populares en muchas ciudades de Brasil.

A esto, sumamo la denuncia de la argentino - española Sol Glik, investigadora en historia contemporánea de la Universidad Autónoma de Madrid. Actualmente reside en Brasil y envió una carta a periodistas de nuestro país, a fin de clarificar sobre la situación de convulsión social que por estos días sacude a la República hermana.

Glik en su carta, hace un dramático pedido de colaboración, “porque necesitamos de gente lúcida que, viviendo fuera de Brasil, pueda ayudar a combatir la desinformación mundial producida por los medios de comunicación locales, reproducidos a través de las agencias de noticias”. “Leo con espanto las explicaciones que los diarios en lengua castellana están repartiendo por todas partes, y veo, por vuestros comentarios, que se ha provocado una confusión generalizada sobre los acontecimientos en Brasil” dice la investigadora.

“Si digo que necesitamos ayuda es porque esto se ha transformado en una emergencia”,  y describe: “Lo que comenzó con una reivindicación local, dirigida al gobierno del Estado de São Paulo, por el legítimo reclamo contra el aumento del transporte colectivo, fue apropiado por los medios y transformado en una revuelta burguesa que lleva la proclama abstracta, contra la corrupción".

“Y como estos últimos salieron con las banderas de Brasil a gritar sin partido, los sectores de ultraderecha han aprovechado la confusión general para apropiarse de las máscaras de Anonimus, bajo las cuales amparan sus proclamas nazi-fascistas, saliendo a romper todo y pegarle a quienes llevan las banderas de la izquierda, y LGBT. Ya hay gente en coma, con serios traumatismos, hospitalizados. Lo que es peor: no es la policía, son los skin-heads neonazis”, asegura.

Luego la argentino-española, afirma que “las consecuencias políticas son gravísimas”, ya que “se están votando leyes antipopulares y homofóbicas todos los días”, en virtud de que se encuentran en pleno período de votación del “paquete de reformas propuestas por el gobierno, pero la desinformación provocada a propósito por los medios”, consiguió que la gente saliese a reclamar "contra la corrupción y la P37", que era justamente la medida anticuorrupción propuesta por el gobierno.

“La gente no lee”, dice Glik, “son décadas y décadas de desinformación y manipulación”, y ejemplifica relatando que la clase media ha salido a pedir dos cosas antagónicas al mismo tiempo. Por un lado “piden más dinero para la educación”, y en el mismo cartel, “piden que se acaben las becas para los menos favorecidos”.

En tal sentido, Glik dice que el gobierno lanzó una propuesta para que los royalties del petróleo marino sean “destinados 100% a la educación”, pero la medida “fue derribada en el Congreso”, y acota, “porque la gente sale a gritar contra todo lo que venga del gobierno, sin informarse siquiera”.
La única ventaja de todo esto –continúa Glik-, es que “el gobierno se ha dado cuenta del saldo negativo de sus alianzas políticas, firmadas bajo el signo de la gobernabilidad”, y que además “los sectores progresistas se han reunido este sábado en São Paulo para acordar la unión, de todos los partidos de izquierda, para apoyar a Dilma en este momento tan difícil”, dice Glik.

Por último, la investigadora cierra su carta con una denuncia: “Hay un golpe blanco por detrás de todo esto”. “En Brasil no hay una movimiento de protesta. Esto no es la primavera brasileña. Aquí hay tres fuerzas antagónicas disputando la calle”, finaliza.

Fuente: infogei.com.ar


Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal