miércoles, 23 de julio de 2014

Las cooperativas y mutuales pueden aportar a un comercio equitativo



Por primera vez el cooperativismo internacional participó de la Cumbre del B20, una reunión de negocios del grupo de países industrializados y en desarrollo (G20) donde se debatieron las recomendaciones que fueron directamente elevadas a la presidencia de este último. Cinco líderes cooperativistas mundiales participaron de este trascendental evento. Entre ellos el presidente de la Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar), Ariel Guarco.

El movimiento cooperativo y mutual está siendo reconocido por el Grupo de 19 países industrializados y en desarrollo más la Unión Europea (G20) por su capacidad para contribuir al crecimiento global, la generación de empleo y al desarrollo sostenible.

Así surge de las recomendaciones que serán elevadas a ese foro político y económico internacional luego de la cumbre de negocios B20, realizada la semana pasada en Sidney, Australia, y donde participaron cinco dirigentes cooperativistas a la par de 300 delegados del mundo de los negocios y ministros provenientes de distintos países.

El presidente de Cooperar y actual miembro del Consejo Directivo de la Alianza Cooperativa Internacional, Ariel Guarco, estuvo junto con la titular de la ACI, Dame Pauline Green; el presidente del Groupe Credit Cooperative  de Francia, Jean Louis Bancel; el CEO de la International Cooperative and Mutual Insurance Federation del Reino Unido, Shaun Tarbuck; y los australianos Greg Wall, del Consejo de la ACI, y Andrew Crane, CEO del CBH Group y Mutual BCCM.

El principal objetivo fijado por el B20 para los próximos 5 años es incrementar el PBI más de 2% por encima de las proyecciones corrientes. Para ello el comercio entre las naciones que integran el G20 será fundamental. El conjunto de recomendaciones elevadas podría generar un aumento del PBI de hasta 3.4 trillones de dólares (equivalente a incorporar otra Alemania a la economía global) y generar más de 50 millones de nuevos puestos de trabajo.

Entretanto, los líderes cooperativistas subrayaron que este sector representa una red mundial con más de un millón de pequeñas, medianas y grandes empresas y a través de su fortalecimiento e integración pueden ser un instrumento ideal para generar intercambios comerciales más equitativos entre los pueblos.

En ese sentido viene trabajando Cooperar, que ya realizó acuerdos con federaciones de la República Popular China, entre otros, para que las cooperativas de ambos países puedan hacer negocios en forma directa y en beneficio de sus productores y consumidores asociados.

Es por eso que la comunidad económica debería involucrar a cooperativas y mutuales en los programas globales destinados al crecimiento económico y a la creación de trabajo, habiendo demostrado ya su enorme resiliencia a la crisis sobre todo en relación a este último punto.

La incorporación de estas entidades en las principales agendas internacionales manifiesta al mismo tiempo que el mundo necesita prestarles atención para buscar mecanismos participativos, democráticos y justos que encaminen a la economía global hacia un sendero sostenible e inclusivo.


Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal