lunes, 8 de septiembre de 2014

¿Nos hemos precipitado al anunciar la muerte de los periódicos?

Por Miriam Garcimartin. 

Las señales que advierten de la desaparición de las ediciones impresas están por todas partes. El frenazo en las ventas y la caída de los ingresos publicitarios, sumados al aumento de los lectores digitales gracias a la proliferación de smartphones y tabletas, marcan el devenir de la prensa. Pero quizás es demasiado pronto para enterrar definitivamente al papel.
Las grandes empresas aún siguen prefiriendo anunciarse en papel. Consideran que éste es un medio más prestigioso que la red y aporta valor a su marca. En Internet, aún no se ha encontrado una fórmula publicitaria que satisfaga a todas las partes. Y si ya atendemos al informe anual “World Press Trends” que señala que el 93% de los ingresos aún proviene de la impresión.
También juega un importante papel la parte cultural y sentimental. Por un lado, las portadas de los periódicos siguen siendo un referente para los lectores. Por otro lado, algunos de los hombres más ricos del planeta están adquiriendo periódicos argumentando que lo hacen por un impulso filantrópico y un amor incondicional hacia el periodismo. El negocio que hasta hace poco era un lastre, ha pasado a convertirse en el producto más codiciado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal