martes, 19 de junio de 2012

Dominios para todos

(Por Mario Blejman) La ICANN presenta la lista de los nuevos dominios. Cada aplicación para pedir un nuevo dominio de Internet (como .app, por ejemplo) tuvo un costo de 185.000 dólares. Google, Amazon y Microsoft fueron las empresas que más dominios nuevos de alto nivel registraron.
Se va a poner rara Internet: desde hace 25 años convivimos con apenas 21 dominios de alto nivel (es decir, lo que va después del punto en una dirección de Internet). Sabíamos que los .com eran comerciales, los .org eran para organizaciones, el .uk era para los británicos y los .com.ar eran argentinos. Y ahora, de pronto, un día, Internet comenzará a tener dos mil dominios nuevos. ¡Dos mil! La aplicación para un nuevo dominio costó –según el precio que puso la Icann– 185 mil dólares. Sólo aplicar. Por ese negocio, el gobierno de Internet se lleva una tajada notable sobre la base de vender la nada misma: unas letritas detrás de un punto asociadas a un número IP se fueron con 380 millones de dólares en un santiamén. Ya lo decía Martin Heidegger: la nada es.
El pasado 13 de junio, Rod Beckstrom de la Icann develó la lista de las postulaciones aceptadas. Así que en algún momento, si todo va bien, van a aparecer en la web direcciones de organizaciones como la triple .aaa (es American Automobile Association, en otra época podría haber sido usada por Lopezrega.aaa), o .abc, .academy, .actor (United TLD) o .amsterdam, quién sabe. Por nombrar sólo algunas que empiezan con la letra a. En la .app va a haber pelea: trece empresas luchan por quedarse con esta extensión, Amazon entre ellas. La Liga de Estados Arabes está pidiendo el .arab, y donde vuelve a haber guerra es en el dominio .art (que tiene que ver con el arte, y no con las ART).
Entre los dominios más inútiles está el .baby (que bien podría usarse para hello.baby y también está peleado) o el .bananarepublic. Por ejemplo, ¿ecuador.bananarepublic, argentina.bananarepublic? La Federación Internacional de Basketball lucha por .basketball con otras dos organizaciones y L’Oreal quiere comprarse la belleza (.beauty). Hay una empresa que ya está borracha de la emoción: Top Level Domain Holdings es el único que quiere el .beer (cerveza). No se trata de Ned Flanders sino de la American Bible Society que aplicó por .bible, y Microsoft pidió .bing y .doc. Hay ocho que pelean por el .blog, y uno solo ha decidido aplicar por .blockbuster (último esfuerzo por sobrevivir).
Hay uno que pide .bond (¿será para poner James.Bond?) y nueve que pelean por .book. y cinco que quisieran tener el poder de compra con .buy (comprar): entre ellos Amazon de nuevo, y muchas ciudades que quieren tener su lugar en el mundo como .bcn (la municipalidad de Barcelona), .budapest, .brussels y así. Hay uno que va a garpar: el .ceo, confirmamción virtual del deseo de todo emprendedor, cuatro que pelean por el .chat y General Motors que se asegura .chevrolet y .chevy. Hay uno que va a tener conflictos con el dueño: Charleston Road Registry aplicó para el dominio .chrome ¿se imaginan a Google pidiendo registrar Google.Chrome? Y los chistes se repiten, el problema es que ahora van a ser realidad: se va a poder sacar merry.christmas, black.coffee, my.computer, o el seguramente requerido mucha.data.
Las empresas apostaron también a quedarse con dominios de partidos políticos. La United TLD Holdco Ltd pidió el .democrat y hasta los perros tendrán su oportunidad: tres empresas piden el .dog. Alguien podría sacar moscow.dog. La rama de la salud (más conocidos como los laboratorios de la misma) luchan por el .health. Once empresas están dispuestas a quedarse con el .home y otras once con el .inc. Y no fue Facebook sino Amazon la que pidió por el .like (que bien podría ser i.like). Ok, también hay lugar para el amor (.love) y el .lupin podría dar pie a innumerables chistes políticos de cabotaje del tipo nestor.lupin. Hay tres empresas que quieren quedarse con .racing (ejem) y también hay un montón de dominios chinos, japoneses, hongkonginos que serán indescifrables.
Se vienen tiempos confusos en donde los dominios .com podrían tener más valor que antes en contra de lo que se podría suponer. Expertos –siempre hay expertos para todo– aseguran que la liberación de dominios de alto nivel sólo servirá para enriquecer a la ya enriquecida Icann y generará nuevos tipos de pesca virtual delictiva (phishing) ante la confusión reinante. ¿Cuál será el dominio de Coca Cola, por ejemplo? ¿Coca.Cola? ¿Coca.Co? ¿Coca.Inc? ¿Coca.cool? ¿Cuántos dominios deberá sacar una empresa para tener presencia en línea. No es muy claro qué tipo de problema resuelve la liberación de estos miles de nuevos dominios de alto nivel: tal vez el mayor hallazgo sea haber reconocido algunas ciudades, regiones, idiomas que habían sido relegadas; todo lo demás pareciera ir hacia el regodeo de quienes creen que para triunfar hay que tener dominio sobre uno mismo.
FUENTE: www.pagina12.com.ar

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal