martes, 11 de junio de 2013

Periodismo: Cuando el yopinismo se transforma en verdad

(Por Fabián Silveira - Usina de Medios). ¿Informar y comunicar es lo mismo?.Estamos "acostumbrados" a que la construcción del relato se nos presente de forma indisociable con la verdad: es decir hecho, realidad, verdad  son para y prioritariamente los noticieros televisivos nacionales más importantes "la noticia", y aún más la postura distendida, la informalidad y diálogo entre los conductores, el opinar desde el "sentido común" familiarizado con la opinión del televidente, pretenden convertirse en rasgos universales del sentir ciudadano sobre un determinado tema, accionar y toma de decisiones "correctas".

"La noticia es una reina que se viste y que se peina para salir en televisión" era parte de la canción telonera de la novela "Primicias" emitida por la pantalla de Canal 13 en el año 2000 y producida por Pol- Ka Producciones, con un éxito y audiencia significativa para esos entonces. Ahora bien, esta frase y sus significancias  tan actual para nuestra sociedad y coyuntura comunicacional, está casi siempre oculta en la construcción del relato, inclusive y en gran proporción por el multimedio Clarín.

La banalización en la presentación de la noticia, o su sobrevaloración de la misma, juntas a la vulgaridad sistemáticas de los periodistas frente a las pantallas, se han convertido en la mesa de un sinfín de argentinos, en una forma de "hacer" periodismo para todos.

Informar no es comunicar, inclusive en algunas situaciones ni siquiera se informa, se construye una noticia con algunos pocos indicios (y fuentes) de la realidad, que a través del relato de una cara simpática, buena mosa, musicalización, edición de planos, epígrafes y una vos acorde se presenta como la vedette, que según intereses se la critica o se la coquetea. Cuando se habla de las nuevas voces, nuevos actores de la comunicación a partir de la ley de medios, también lo que está en juego es esta forma de construir relatos, referentes/periodistas. Informar es dar a conocer un hecho, despejando dudas y aportando respuestas a la incertidumbre, con fuentes y una mirada abarcativa e integradora sobre la realidad abordada - que nunca es la verdad- ; de todos modos lejos se está aún de acercarnos a este formato de noticia, sino que se sigue construyendo el hecho noticioso, transformado en noticia (y aquí el recorte de cada medio), en un producto marketinero que como tal debe ser estético, deseable y apetecible; en definitiva convertir a la "noticia" en un producto.

Ahora bien, será para los medios de las organizaciones de la economía solidaria (en particular sus pantallas) la labor de ser aburridos al momento de transmitir noticias?. La respuesta es no, pero si es cierto que debemos desintoxicarnos de esta supuesta forma de hacer noticias agradables y gustosas al paladar de los argentinos; y con ello resignificar el rol de la comunicación y sus voceros. La comunicación implica una visión integral y estratégica, no solo al momento de hacer recortes de la realidad abordada, sino empoderar a la sociedad de los elementos de análisis, y este nuevo modelo de comunicar y articular empoderamiento ciudadano implica dos dimensiones, por un lado el educativo que posibilita el proceso de  aprendizaje en las personas, y por el otro el político en cuanto a poner "arriba de la mesa" las decisiones y modos de recabar, recolectar, editorializar, y la postura ideológica al momento de recortar esa realidad.

Deconstruir aparentes binomios incuestionables como "lo culto vs. lo popular", "lo aburrido frente a lo entretenido", "lo estático vs. lo dinámico" es una labor que nos compete como sector y en particular a nuestros comunicadores; y estamos en condiciones de poder hacerlo. Como correlato de esto es importante tener en cuenta la posibilidad de sustituir "el yo opino qué" de la labor profesional de nuestros comunicadores, para hacer de la información y su comunicación una verdadera forma de empoderar a la sociedad no solo de esa información, sino de cómo receptarla y resignificarla.

Otra forma periodística de hacer "Noticieros" es posible, y mostrar que lo educativo y entretenido pueden ir de la mano no está lejos de esa realidad. Hay que tener la vocación de querer hacerlo y la paciencia histórica de transformar décadas de invasión cultural y sus últimos veinte años de hacer formatos periodísticos televisivos.Fabián Silveira - Usina de Medios

Por Fabián Silveira - Usina de Medios

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal