lunes, 29 de julio de 2013

La Maqueta, una gráfica que promueve la gestión colectiva



Nota publicada en revista Acción (del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos).

En el contexto de múltiples crisis globales los jóvenes están cada vez más afectados por el desempleo, el subempleo y la falta de inclusión», advirtió la Declaración de la Juventud Cooperativa Internacional, presentada en la ONU durante la ceremonia de clausura del Año Internacional de las Cooperativas. En ese mismo documento, se observó que las cooperativas pueden ser más resistentes a las crisis y ofrecen ambientes de trabajo más estables, dado que son gestionadas democráticamente, proveen y facilitan el empleo y permiten el desarrollo de habilidades de trabajo. Bajo esa premisa, y buscando otra manera de organizarse laboralmente, un grupo de jóvenes platenses –que incluye a diseñadores gráficos, comunicadores, periodistas, técnicos, productores y artistas plásticos– crearon hace más de 4 años una cooperativa de trabajo. «En ese momento éramos 8 compañeros –cuenta Joaquín Fernández, productor de radio y presidente de la Cooperativa de Trabajo La Maqueta–, cada uno tenía su profesión o su oficio, por eso elegimos una figura jurídica y un objeto social amplio que nos contuviera a todos y que nos permitiera trabajar de la forma que nos gusta: sin patrón, en equipo y de lo que a cada uno le interesaba hacer».

Ana Kieffer, Lorena Vergniaud, Silvina Cochella, Melén Vergniaud y Verónica Oholegui completan el equipo de trabajadores que ofrece, fundamentalmente, servicios gráficos. En su taller de serigrafía se imprimen productos sobre gran variedad de soportes: cartón, papel, cuerina, plástico y lona, entre otros. También allí se diseña y estampa sobre géneros textiles, y dada la gran repercusión que tuvo esta producción, los cooperativistas decidieron lanzar una marca de indumentaria. «Cuando no había trabajo se nos ocurrió coser y estampar ropa de diseño», comenta  Fernández, encargado de comercialización y relaciones públicas de la entidad. Con impronta propia, las colecciones agrupadas bajo la marca Buenaventura son de edición limitada y se realizan con diferentes técnicas para lograr en las estampas diversas texturas visuales y convertir cada prenda en única.
En La Maqueta cada asociado aporta, de acuerdo con sus conocimientos y su profesión, las herramientas necesarias para brindar un servicio que satisfaga las necesidades y exigencias de los clientes. Según manifiestan los trabajadores, «la fusión de varias disciplinas, sumada a la constante capacitación y formación, hace que el producto tenga un mayor rendimiento a la hora de salir a competir en el mercado». Recientemente, la entidad platense inauguró una nueva sede ubicada en la calle 10 Nº 1683, y en el frente del inmueble los cooperativistas instalaron una tienda para comercializar su marca, mientras que el fondo de la gran casa está destinado a la producción, diseño, administración y demás áreas.

Las cooperativas son un modelo de gestión que permite conjugar democracia, participación y viabilidad económica. Ya en una instancia superior de organización, los asociados de La Maqueta trabajan para mejorar el grado de sostenibilidad de la empresa solidaria, sin perder de vista sus principios rectores. «Tenemos que lograr ser redituables económicamente y estamos trabajando para ser más eficientes, para poder vender más y para que cada uno de nosotros tenga un ingreso de retiro acorde con lo que se necesita hoy para vivir», explica Fernández.

Si bien las cooperativas de trabajo se han convertido para miles de personas en una alternativa para conseguir su propio empleo, este modelo de autogestión, que fue avanzando en las últimas décadas, no ha logrado la visibilidad social necesaria para desarrollarse plenamente en el mundo del trabajo. «Las numerosas experiencias que están surgiendo compensan esta falta de visibilidad, porque los jóvenes profesionales independientes que no tienen estabilidad laboral están descubriendo que hay otra manera de generar. Nosotros apoyamos esta forma de gestión colectiva porque consideramos que también nos puede ir bien si nos agrupamos y todos pateamos para el mismo lado», asegura el titular de La Maqueta.

La integración en redes productivas que apuntan a la promoción y la articulación de las cooperativas es un nuevo fenómeno que se está dando con gran fuerza en el movimiento solidario. Para Fernández, ese espíritu de integración es el que le da fuerza a la gráfica platense y a tantas otras entidades para crecer y desarrollarse. «La sinergia es fundamental para el intercambio de experiencias y a la hora de hacer negocios. Por ejemplo, cuando tenemos que comprar insumos nos fijamos si hay alguna cooperativa que ofrezca lo que nosotros buscamos y viceversa. También, en red, hacemos compras conjuntas –destaca el joven dirigente–. De lo que se trata es de priorizar el interés colectivo por sobre el provecho personal». Con el mismo criterio, los miembros de la cooperativa de trabajo La Maqueta participan de múltiples espacios asociativos como la Federación de Cooperativas de Trabajo, la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo y el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal