martes, 15 de octubre de 2013

Ley de Medios: "Hay una política de Estado que se está desarrollando"

altGraciana Peñafort, la abogada que representó al Estado en las audiencias públicas convocadas por la Corte Suprema para resolver el caso Clarín, entrevistada por Enrique de la Calle. Un balance a cuatro años de la sanción de la ley de Medios.

AGENCIA PACO URONDO: ¿Qué balance hace de estos cuatro años de la ley de Medios?
Graciana Peñafort: Para ser honesta, la fecha me da una enorme alegría. Ésa fue la madrugada más linda que me tocó vivir a mí. Fueron muchos años de militancia, de reflexión, de lucha, de debate. La tomo con alegría y me parece una buena oportunidad para reflexionar sobre dónde estamos parados. Soy muy optimista porque año a año podemos seguir implementando la ley más allá de los obstáculos que tenemos que enfrentar. Veo con mucha expectativa el fallo de la Corte Suprema que nos va a permitir como Estado desconcentrar el sector de la comunicación audiovisual, lo cual es necesario para que se escuchen otras voces.

APU: Al respecto: ¿Cree que quedó bien argumentada la posición del Estado nacional en las audiencias públicas convocadas por la Corte?
GP: Soy optimista porque siempre estuvimos convencidos de que ésta es una buena ley, profundamente democrática y constitucional. Y estamos convencidos que tiene las mejores prácticas del derecho internacional para garantizar y proteger la libertad de expresión. Lo que ha pasado es algo que permitió desnudar cómo poderes concentrados operan sobre las instituciones. Tengo mucha confianza en la Corte, va a estar a la altura del desafío histórico e institucional que tiene por delante.


APU: Una de las críticas que algunos sectores hacen tiene que ver con que la ley no se implementó en el resto de los artículos que no fueron objetados por Clarín. ¿Cuál es su postura al respecto?
GP: Como en todo tema está el vaso medio lleno y medio vacío. Cuando se sancionó la ley nos dijeron que no íbamos a poder aplicarla, que nunca iba a estar vigente, a los poquitos días había una cautelar que suspendía su aplicación para todo el país. A cuatro años la ley se aplica, hay nuevas voces, los organismos que crea, como el AFSCA, la Defensoría del Público, el Consejo Federal, están funcionando. Son costumbre las audiencias donde se define los hechos de interés relevante. Hay medios comunitarios ocupando espectro, hay cooperativas dando cable, hay universidades con canales de televisión, los municipios tienen radio. Hay fondos incentivos para producciones audiovisuales. Hay políticas activas como fue el ACUA, BACUA, la producción de ficciones a través del Incaa. Hay una política de Estado que se está desarrollando, la ley se está implementando. Estoy conforme. Y conozco los obstáculos que hay para que no se pueda aplicar. Ahora me preguntás como militante, uno siempre quiere siempre más. Es difícil tener nuevas voces con un sistema tan concentrado, un problema de las nuevas señales es que los cableoperadores no los suben a sus grillas. Un desafío que tenemos es poder volver a llamar a los concursos de televisión y sumergirnos de pleno en el mundo de la pluralidad. De cualquier modo no puedo dejar de reconocer el esfuerzo que ha hecho el Estado para que la ley llegue al mejor horizonte posible.

APU: Si tuviera que marcar un logro de los logrados por la implementación de la ley de Medios. ¿Cuál sería?
GP: La incorporación del sector sin fines de lucro que estaba excluido absolutamente y hoy no lo está.

APU: Hay organizaciones que en ese punto son muy críticas con el rol que ha desempeñado el Estado. ¿Cuál es su visión?
GP: Está bien que haya organizaciones que sean críticas porque te corren el umbral y te exigen cada vez más. No aceptaría la crítica de “no hicieron nada”. Que digan que no hemos hecho suficiente es diferente y te obliga a hacer cada vez más.

APU: ¿Qué opina de aquellos especialistas o académicos que sostienen que la ley prácticamente no se ha aplicado?
GP: La academia debe seguir reflexionando, está bueno que eso ocurra. He leído artículos interesantes aunque no comparta lo que dicen. Por ejemplo, las notas que ha publicado Martín Becerra. Son reflexiones válidas que obligan a mejorar lo que se puede mejorar. Hay que tomar las críticas que son válidas. Que se siga discutiendo la ley significa que la ley goza de buena salud.

Fuente: Agencia Paco Urondo


Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal