lunes, 4 de mayo de 2015

Se lanzo la primera plataforma digital que registra los eventos teatrales de Argentina

Teatrix es una plataforma digital donde están las reseñas, críticas fotos y entrevistas a los directores, además de la pieza teatral completa. La innovación que abrió el debate en este ámbito. Opina el director Ricardo Bartís.

Dicen que por primera vez el teatro dejará de ser efímero y que a partir de ahora habrá un registro permanente de cada acontecimiento arriba de un escenario. Con esa premisa –polémica y debatible– se lanzó Teatrix, la primera plataforma virtual argentina que permite ver obras de teatro por Internet, sin necesidad de ir a una sala.

Con un guiño evidente al sitio Netflix (la web internacional que permite ver series y películas pagas), la plataforma audiovisual se promociona con la siguiente consigna: "No es cine, no es teatro, es Teatrix". Y así se defiende de los que aseguran –con razón– de que el teatro filmado no es teatro.

La página es <www.teatrix.com.ar> y ya cuenta con un catálogo de diez obras disponibles para alquilar o comprar. La plataforma funciona en tres niveles: una parte gratuita, en la que se ofrece la información de la obra como reseñas, críticas, fotos, entrevistas a directores y actores; el segundo nivel que es la membresía y consiste en la posibilidad de alquilar y comprar obras de teatro y el tercer nivel, que es teatrix plus, planteado como una herramienta para enriquecer la mirada y que contiene material teórico sobre las obras, publicó Tiempo Argentino.

"Me importa mucho aclarar que esto no es teatro filmado porque se sabe que eso es aburridísimo", dice Mirta Romay –hija del empresario de televisión y radio Alejandro Romay– creadora e impulsora de la plataforma. No es teatro filmado porque no se colocó una cámara fija durante el desarrollo de la obra, sino que para filmar cada espectáculo se realizó una puesta de cámaras y se planean entrevistas con autores y directores para diseñar cuál es el mejor modo de editar el producto audiovisual y de dirigir la mirada. Sí, dirigir la mirada, algo que no sucede en el teatro.

"En general, en cualquier proyecto audiovisual, la cámara sigue a la palabra, lo que se toma siempre es la palabra, lo que dicen los actores. Pero acá hacemos un trabajo más profundo, hay una búsqueda intelectual de entender al autor y al director y hay millones de otras cosas que hay que tomar en cuenta. Se parece más al cine, en ese sentido. Queremos que en la imagen audiovisual se vea lo que el director y el autor quisieron mostrar. Tratamos de entrar al mundo del pensamiento del otro y traducirlo a su lenguaje", sostiene Romay.

Claro que Teatrix tiene antecedentes. En Londres funciona desde 2009 el Digital Theatre. La web tiene un catálogo de 50 títulos, del cual se desprende el Global Theatre, dedicado exclusivamente al teatro de Shakespeare, que tiene más de 52 espectáculos. "A ellos mal no les está yendo. Han encontrado un nicho. Pasaron seis años desde que se lanzó y siguen produciendo para esa plataforma. Vamos a ver cuánto nos cuesta a nosotros crear ese modelo de consumo", define Romay, y cuando habla de modelo de consumo plantea concretamente la opción de instalar personalidad de que una noche una pareja, en vez de ver una serie por televisión, elija ver una obra de teatro por televisión. "Hace muchos años que acá no se ve teatro por televisión. Hay dos generaciones que no saben qué es eso, pero antes era bastante común ver teatro filmado. Acá hay dos generaciones que no conocen esto. En otros países se producen obras de teatro para televisión. Eso es algo que en nosotros se perdió", explica.



Fuente: Infonews

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal