jueves, 19 de junio de 2014

Redes sociales: El desafío para la economía solidaria


Uno de los principales retos y oportunidades para las entidades y medios del sector asociativo, es consolidar una politica comunicacional activa, también en las redes sociales online, que conectan, sensibilizan y generan negocios que impactan sobre millones de personas. Para ello reflexionamos sobre  el vínculo de las principales redes sociales online con el capital concentrado; su innegable importancia; las oportunidades que presenta el pertenecer críticamente, y la actual estrategia de Usina en las redes online.

Las redes sociales, el gran hermano real

Para entender las redes sociales online, partimos esquivando el ingenuismo tecnológico, y debemos señalar que surgen en una internet en disputa, una disputa que se da en distintos planos:

Por ejemplo, por un lado, están las lógicas respecto a la propiedad, usufructo y circulación de la información, centradas en el debate entre lo privativo y lo colaborativo:

- De un lado se potencia la mercantilización y concentración de los cuantiosos flujos de información que se crean permanentemente. Esto incluye el uso de la big data, la metadata. Dos ejemplos paradigáticos de este proceso son Facebook y Google, que han transformado a la web en un “gran hermano” que absorbe todos los datos comercialmente explotables sobre el comportamiento de sus millones de usuarios. Se trata de negocios que mueven miles de millones de dólares. Asimismo, otras instituciones emplean esta arquitectura concentrada basada en software privativo para la vigilancia y el espionaje, que se puso en boca de todos en el último año tras las denuncias de Julian Assange y Edward Snowden
 
- Como contrapartida encontramos prácticas horizontales, democráticas, no comerciales, que crean espacios colaborativos y socializan conocimientos que giran alrededor de una cultura abierta donde cualquiera puede participar. Esto viene relacionado con los orígenes de la cultura y filosofía hacker (muy distinta a la cracker) y el importante crecimiento que viene teniendo el software libre.

Por otra parte, y también vinculada a la anterior, no podemos omitir que tras el fin de la guerra fría, EEUU concentró el poder de controlar la integración continua de Internet, asegurando su propia supremacía en el ciberespacio. En la actualidad, a nivel internacional, se discute la “transición” hacia a un ordenamiento de cooperación multilateral. Esto no es un fenómeno reducido a lo virtual, sino que reproduce el debate geopolítico actual, de pasar de la unipolaridad norteamericana a la multipolaridad.


La importancia de las redes sociales

Hoy, las redes sociales online son la plataforma de comunicación que más creció a nivel mundial. Y llegaron para quedarse. Las redes configuran el espacio virtual y le van dando forma a las relaciones y realidades que se viven y se crean en él. Las redes online ofrecen una mayor cantidad de recursos sociales, contactos, y borran distancias geográficas instantáneamente, abriendo canales cotidianos de expresión personal-profesional que impactan también en la emocionalidad. 

Asimismo, las redes virtuales son relaciones flexibles, horizontales, hasta efímeras, donde hay múltiples personas involucradas con débil o ninguna institucionalización. Refiriéndose a las redes sociales offline de los años ´70, un sociólogo norteamericano Granovetter diferenciaba que existen los lazos fuertes (de parentesco, amistad, etc.) y los lazos débiles (relaciones más superficiales). Lo interesante, es que remarcaba la importancia estratégica de estos últimos para dinamizar los flujos de la información

El impacto de las redes es tan grande que han consolidado la cultura online, participativa y cotidiana, donde los usuarios se van involucrando, cada vez más, en la creación de los contenidos de la Web al mismo tiempo que en el consumo de estos. Para tener una idea de su impacto en la población mundial, sólo las poblaciones de China e India superan la cantidad de usuarios de facebook que anunció tener la propia compañía (1.150 millones a finales de 2013).


Oportunidades al sector de la economía solidaria 

Tomando las líneas de la Mesa Nacional de la Economía Solidaria, la oportunidad central es poder llegar a la cotidianeidad de mucha más gente que la que habitualmente se informa en los avances que viene realizando el sector asociativo. Y alcanzarlas de forma simultánea, sin importar las distancias y fronteras geográficas. Esto también permite ir consolidando las cuatro integraciones de los medios, con su comunidad, con distintos medios del mismo territorio, con espacios nacionales, y a escala regional. Las redes nos permiten ir integrándonos a través de la creación y fortalecimiento de comunidades virtuales, vinculadas a la comunicación no comercial y sectores asociativos. Y todo esto con una mínima inversión económica, más que nada implica tiempo y creatividad.

En esta situación, el desafío principal para los medios del sector de la economía solidaria es cambiar la lógica de producción de contenidos, en varios aspectos. Para empezar, podemos señalar el dejar de pensar que nos dirigimos a los socios de una cooperativa o mutual local para dar información institucional, el desafío de fondo pasa por  ser la expresión local de un mensaje integrador que, en diferentes formatos, hace el sector solidario hacia el conjunto de la sociedad.

Hoy una disputa fundamental en lo comunicacional, es por la atención de las audiencias. Y si buscamos que el mensaje consensuado del sector, realizado desde la Mesa Nacional de la Economía Solidaria, sea mucho más efectivo, eso será posible si los espacios mediáticos territoriales en manos de cooperativas, mutuales y pymes, logran traducir esas estrategias en mensajes destinados a un público que incluye y trasciende a los asociados. Las redes sociales son una herramienta fundamental para esta estrategia. Y debemos aprovecharlas contruyendo el perfil solidario, colaborativo, democrático que caracteriza a las prácticas del sector.


La estrategia de Usina de Medios en las redes online

A partir de este año hemos puesto como importancia fundamental a las redes sociales. El blog Pantallas y el canal de youtube los usamos como soportes donde levantar notas escritas y audiovisuales, la web concentra la información institucional.  Pero sin twitter, facebook, facepopular, los boletínes semanales que venimos sacando desde marzo y el facepopular, la visualización de esa info sería casi nula. La mayoría de los cibernautas interactuan desde las redes sociales, por eso es estratégico este cambio de lógica. Mahoma no va a la montaña, tenemos que llevar la montaña a Mahoma.

Desde una presencia mínima en las redes sociales, hemos avanzado en la cantidad y calidad de seguidores y amigos, esos son dos elementos importantes para medir el éxito de una cuenta. La cantidad importa, la calidad también. Viene dada por el perfil de la comunidad de amigos/seguidores que vamos construyendo, referentes de temas de interés, espacios amigos/aliados, autoridades de áreas comunicacionales del Estado, entre otros. Y se relaciona con la capacidad de influencia que se va adquiriendo.

Más allá de los indicadores cuantitativos, una tarea fundametnal es crear y consolidar comunidad en las redes virtuales. Esta instancia es  un área a desarrollar para un porcentaje importante de organizaciones y espacios del sector. Lo que tenemos claro es que hay mucho para avanzar en esto. En esta misma línea, hemos comenzado a desarrollar una estrategia colaborativa con Facepopular, la multiplataforma interconectada latinoamericana.

Nuestro criterio es ser parte de los grandes flujos de información en temas relevantes a las infotelecomunicaciones, incorporando las particularidades y enfoques propios del sector como un valor agregado que permite seguir avanzando en la construcción de un modelo comunicacional no comercial en nuestro país. 


@julianlautaro

Para Usina de Medios


Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal