martes, 5 de agosto de 2014

Lu33 recuperó el aire de La Pampa

Radio Pampeana arrancó como una emisora vinculada al Estado, fue víctima de las privatizaciones  en los 90 y  un proceso de vaciamiento premeditado  intentó dejar a más de 30 trabajadores en la calle en 2008. Ellos nunca cortaron el aire y decidieron seguir adelante como cooperativa. Un medio al compás de la historia argentina de los últimos 40 años.

LU33 Radio Pampeana comenzó siendo filial de Radio Belgrano en 1972, y posteriormente dependió de la Secretaría de Información Pública de la Presidencia de la Nación. Ahora, es una radio cooperativa (AM-FM) que cuenta con oyentes en el noreste de la Pampa, el sur de Córdoba  y el oeste de Buenos Aires y La Pampa; el sur de San Luís y el oeste de Mendoza.

“Nunca bajamos la palanca, no apagamos el trasmisor ni en el peor momento. Siempre al aire porque teníamos un compromiso con nuestra sociedad. Esa misma que nos brindó el apoyo en todo momento. Esta radio tiene una identidad muy fuerte”, celebra Daniel Blandi, ex empleado y miembro fundador de Trabajadores de Emisora Pampeana Cooperativa de Trabajo.

La historia de la radio tiene los vaivenes de los momentos sociales y políticos del país. En 1991 fue concesionada;  su licencia pasó a manos de la familia Legnani, mientras la frecuencia y edificios  seguían perteneciendo al Estado.

““Recuperamos la radio como medio de vida y fuente laboral, ya demás, tiene que ver con una concepción de estado dentro de los lineamientos de la nueva Ley de Medios. Los trabajadores con el apoyo de la gente nos hicimos cargo de la empresa y la recuperamos de que no sea adquirida por otros empresarios que no viven en esta provincia, a los cuales  poco les interesa preservar las identidades regionales, la gente y sus problemas”, comenta Blandi.

A fines de 2005, les comunican a los empleados de la radio que la empresa transfería sus pasivos a una sociedad anónima, de la cual desconocían la procedencia.

 En septiembre  de ese mismo año la totalidad de las acciones de Radiodifusora Pampeana SA fueron compradas por Cesar Alfredo Catena, a través de dos de sus firmas -Ikelar SA y  Luceca SA-: Hasta que a fines de 2009 notificaron su  definitiva desvinculación de la empresa licenciataria.

En 2008, los trabajadores ya habían tomado varias medidas de fuerza por incumplimientos salariales: paros parciales y tomas de la radio. Ya intuían el  vaciamiento de la empresa.

“Cuando nos dimos cuenta de que estaban vaciando la radio, no había interés en la programación ni renovar los equipos, decidimos tomar la radio y empezar una lucha que hasta hoy no termina”, dice Blandi.
En diciembre de 2009, nace la cooperativa. Trabajadores de Emisora Pampeana Cooperativa de Trabajo recibe el apoyo de los gremios de la provincia y de la comunidad.

 “Estamos mucho mejor que antes, el saldo es positivo porque tenemos un trasmisor nuevo,  innovaciones tecnológicas y 27 compañeros vivimos de esta cooperativa. No fue fácil. Muchas asambleas y discusiones pero salimos adelante. Todavía no nos resulta sencillo pensarnos dentro de una cooperativa, vamos aprendiendo. Es un proceso que se puso en marcha para no detenerse”, concluye Blandi.      

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal