viernes, 29 de junio de 2012

Los medios públicos son focos del asedio durante los conflictos


Todos los días decenas de personas acuden a la TV  Pública de Paraguay a expresar su respaldo a Fernando Lugo. Foto: AFP
En la actualidad los medios de comunicación públicos de varios países han sufrido ataques por grupos de presión mediática que pretenden monopolizar el negocio de la información y por sectores de oposición que tienen intereses partidistas.
Un hecho reciente es el caso de Paraguay. Desde el viernes pasado en que Fernando Lugo  fue destituido como presidente de Paraguay  por el Congreso, la sede de la Televisión Pública ha sido asediada por el nuevo gobierno de Federico Franco, que evita que el pueblo se exprese a favor del depuesto gobernante.
Diego Segovia, directivo de TV Pública, informó ayer que una comisión afecta al presidente Franco y que  tiene por objetivo conformar un nuevo directorio, entró al canal “presionando y jugando con el miedo de los trabajadores; atacaban diciendo que se acabarían los contratos, lo que causó temor porque todos queremos tener un salario al final de mes”.
Lo que sucede en Paraguay no es un hecho aislado sino un réplica de los ataques que han sufrido los comunicadores de los medios públicos en conflictos que enfrentan a gobiernos con la oposición.
Un hecho similar se vivió en Honduras, en 2009, cuando el Congreso derrocó al ex presidente Manuel Zelaya y el nuevo gobierno encabezado por Roberto Micheletti ordenó el cierre de los medios de comunicación como Radio Globo y el Canal 36 de Televisión, afines al depuesto gobernante.
También suspendió cinco garantías constitucionales (libertad personal, libertad de expresión, libertad de asociación y de unión, libre circulación y los derechos de los detenidos) y decretó el estado de sitio para todo el territorio nacional durante 45 días. 
En Venezuela la fiscalía investiga los ataques contra los periodistas del Sistema Nacional de Medios Públicos (SNMP) tras denuncias de  agresiones a nueve comunicadores.
También en Ecuador, durante los hechos del pasado 30 de septiembre 2010, en que se intentó dar un golpe de Estado contra el presidente Rafael Correa, un grupo de personas entró violentamente a las instalaciones de los medios públicos, en Quito, causando destrozos en la infraestructura y sistemas técnicos. Por ese hecho, trece personas fueron llamadas a juicio acusadas de intento de sabotaje y terrorismo.
En una de las últimas agresiones registradas contra los medios públicos, una explosión de dinamita silenció el martes  la señal de la emisora Radio Bolivia, en el departamento de Oruro.
En tanto, en Siria en un ataque inédito contra una televisión oficial desde el comienzo de la revuelta, el 15 de marzo de 2011, tres periodistas y cuatro guardias murieron en un atentado contra la cadena Al Ijbariya en la región de Jan al Chih, cerca de Damasco, según la agencia oficial Sana.

FUENTE: www.telegrafo.com.ec


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal