martes, 17 de julio de 2012

Porqué el Sector Reclama y Necesita de un Plan de Comunicación de la Economía Solidaria

(Por Fabian Silveira - Usina de Medios). El 2012 es para el mundo cooperativo y mutual, uno de sus años de vida más importantes y desafiantes no solo por celebrarse el año internacional del cooperativismo, sino y fundamentalmente por los retos que nos deparan de inmediato.

(...) Como se sostiene en este documento, a partir del 2003 existió una resignificancia del modelo de gobierno y su gestión, y en este aspecto las puebladas, las manifestaciones populares del 2001, coayudaron a la gestación de un modelo ahora de Estado diferente. Como sostiene Scalabrini Ortíz “El Estado brota de abajo, de la muchedumbre, y es casi una redención, una creación del pueblo solidario” .

Que somos economía en manos de la gente, que aportamos a la producción y elaboración del más del 9% del PBI, que existen mas de 10 millones de personas en la Argentina que consumen algún bien o servicio producido por una cooperativa o mutual, aun sin que estos lo sepan.

 Aquí es importante detenerse un segundo para justificar esto de “que no lo sepan”. Ahora, esta economía en manos de la gente es la producción y reproducción de bienes y servicios que sirven para la reproducción ampliada de la vida. Ahora bien, que es esto ?. Como apunta Rodolfo Pastore “Es un concepto de los pueblos originarios de América Latina, que es el buen vivir (…), no hay economía social y solidaria sin política, sin cultura. En la medida en que nuevos consumidores que privilegien un tipo de consumo, le den valor a un determinado tipo de cosas en relación a otras; por ejemplo: todos estamos en contra de la trata de personas, ahora: ¿Cuándo compramos un bien, sabemos que tiene por detrás, en última instancia, relaciones de dominación? No, no lo sabemos (…). Entonces pensar también en términos de economía social es pensar: dónde y qué compramos, dónde y que consumimos, dónde y qué vendemos y como hacemos para construir otro mercado (…). En este sentido, desde la economía social y solidaria tenemos que construir desde lo local otras relaciones y otra formas no solo de hacer lo económico sino de intercambiar lo económico”. Esto implica ni más ni menos que la responsabilidad y conciencia revolucionaria del sector. Aun más entendiendo la solidaridad como sostiene José Martí: “buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal”.

Que hemos avanzado y logrado en la sanción de la Ley de Quiebras, que seguimos trabajando en la Ley de Expropiación, en la reelaboración y la sanción de una ley específica de Cooperativas de Trabajo , seguimos mejorando la prestación de servicios y productos por parte de las Mutuales en comunidades, pueblos o localidades donde la única posibilidad de acceder a beneficios  es a través de este tipo de organizaciones, que seguimos trabajando en la elaboración de fondos compensatorios de jubilaciones y pensiones. 

En materia de comunicación, el esfuerzo conjunto del sector por haber aportado al logro de una nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Esta y otro sin fin de razones, son motivos, trabajo, gestiones que lejos de dormir en  el orgullo, y descansar en el logro conseguido, nos pone en situación de vigilancia, alerta y profundización en el compromiso y trabajo  ferviente, ya no solo de festejar en nuestra “propia jungla”, sino de convencer y mostrar al resto de la sociedad, que las organizaciones de la economía solidaria son una alternativa eficaz y atrayente para mostrar alternativas, ejemplos y cursos de acción que sean importantes, ya sea porque resultan exitosos en las situaciones más adversas o porque transmiten un espíritu emprendedor y creativo para realizar cambios.

Ahora bien, esto solo será posible si el mundo cooperativo y mutual convienen en celebrar acuerdos estratégicos en materia política, económica, comercial, cultural y acompañado de una estrategia y trabajo comunicacional conjunto y en Red, que no solo defina los modos de cómo comunicar el que hacer, sino que sea parte intrínseca de la definición de los objetivos y tales estrategias a llevar adelante.

José Pablo Feinmann sostiene: “en esta fase del capitalismo global, una de las grandes estrategias del Imperio Bélico Comunicacional es la colonización de la subjetividad. Necesita ya no sujetos, sino sujetados al poder mediático. Aquí, usted no piensa, es pensado; no opina, es opinado; no interpreta, es interpretado”. La crisis mundial pone en tela de juicio este paradigma, pero a no tranquilizarse que este capitalismo ya a dado fe de reinventarse en situaciones tan adversas como esta, por esto vigilancia, razón, pasión, amor y trabajo. René Favaloro decía: “nuestra libertad individual lleva implícito un compromiso social para construir una humanidad solidaria”.

Por estas y muchas razones más trabajamos en  un Plan de Comunicación de la Economía Solidaria. Seamos parte de este enamorante desafió.

Fabián Silveira - Usina de Medios

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal